Demasiada espuma en la lavadora

El exceso de espuma en tu lavadora puede generar que la ropa quede mal lavada y la tendrás que lavar de nuevo. ¿Cómo puedes prevenirlo y qué lo provoca? Pero primero, ¿por qué es malo tener demasiada espuma? Demasiada espuma evita una buena lavada debido a que crea un colchón entre la ropa y evita que las prendas se froten entre sí. Ese frotado es una de las partes más importantes del lavado. 


Demasiada espuma en la lavadora

Las lavadoras modernas tienen sensores que revisan los niveles de espuma en el tambor. Si la máquina detecta un exceso de espuma, sigue completando enjuagues adicionales hasta que la elimina por completo. Esto no solo es un desperdicio de agua, energía y tiempo, sino que también afecta la frescura de la tela ya que los enjuagues adicionales pueden comenzar a desvanecer cualquier fragancia.

Demasiada espuma también puede evitar que la lavadora saque el agua, lo cual bloquea el sistema y solo genera más y más espuma.

¿Qué provoca esto?

Las causas más comunes del exceso de espuma son demasiado detergente o no usar un detergente de calidad como Ariel. Ariel está diseñado específicamente para proporcionar el nivel adecuado de poder de limpieza y tiene ingredientes adicionales que garantizan que la espuma estará controlada a un nivel óptimo.  

Por eso lo mejor que puedes hacer para prevenir el exceso de espuma es añadir solo la cantidad justa de un detergente de calidad. La solución más sencilla es usar un detergente predosificado como Ariel Power PODS o utilizar un dispositivo de dosificación con tu detergente Ariel.

¿De qué otra forma puedes resolverlo?

También es importante que revises la dureza del agua. Si el agua es más suave de lo que piensas, tal vez estés poniendo demasiado detergente, por lo que debes consultar con la autoridad encargada del agua en tu localidad.

Existen productos que evitan la formación de sarro y también suavizan el agua, así que deja de usarlo si se produce demasiada espuma. También revisa cualquier otro sistema para suavizar el agua.

Para una corrección instantánea en una sola lavada, podría ser útil añadir una tapa de suavizante de telas al dispensador. Es mejor añadirlo cuando la lavadora reciba agua para enjuagar con el fin de evitar que el suavizante de telas concentrado penetra en la ropa. Esto debe ayudar a reducir la cantidad de espuma.

Problema de enjuague y giro

Si se produce un exceso de espuma durante el enjuague y los giros, podría estar provocado por un bloqueo parcial de tu sistema. Esto es inusual, ya que se necesita que el bloqueo sea lo bastante grande como para restringir el flujo de salida del tambor, pero lo suficientemente pequeño como para que el agua pueda salir. En ese caso, la espuma estará presente, pero no será demasiada.