Cómo cargar la lavadora

La forma en que cargas la lavadora es una parte esencial del proceso de lavado de la ropa, no solo el paso que pasas lo más rápido posible sin prestar mucha atención. Si sigues las reglas básicas al cargar la lavadora, obtendrás mejores resultados, tanto para tu lavadora como para tu ropa. Esto es lo que necesitas saber.

Cómo cargar la lavadora

Antes de cargarla, asegúrate de utilizar unos pequeños trucos para darle a tu ropa el cuidado que necesita. No mezcle prendas, ya que las más grandes tienden a “comerse” a las más pequeñas y eso crea una víbora de lavado. Además, sube todos los cierres y cierra todos los botones para evitar desgarros accidentales.

No la sobrecargues

Una lavadora sobrecargada puede dar como resultado que la ropa sucia se mueva alrededor formando una gran masa. La ropa no se agitará entre sí y el detergente no podrá circular.

No pongas una carga demasiado pequeña

Necesitas llenar el tambor para economizar. Usar cargas demasiado pequeñas puede hacer que el peso de la ropa se acumule en un lado del tambor. Esto puede hacer que la carga quede desbalanceada y provoque golpes violentos durante los giros.

¿Cuál es la mejor solución?

Llena el tambor para la carga económica, pero aplasta ligeramente hacia abajo y asegúrate de que sientes un espacio razonable (el ancho de una mano) entre la parte superior de la ropa y la parte superior del tambor. Recuerda que el tambor puede verse lleno, pero una vez que se llene de agua, muchas prendas reducirán su volumen.

¿Manchas blancas en la ropa?

¡No, lo más probable es que no sea porque usaste demasiado detergente! Por lo general se debe a que pusiste demasiadas prendas en la carga. Las lavadoras actuales hacen uso eficiente de la energía y usan menos agua. También debes saber que las fibras más delicadas y los ciclos de lavado más rápidos requieren una carga menor para que las prendas tengan más espacio para moverse.

Ahora que sabes todo sobre cómo cargar tu lavadora, asegúrate de usar también el detergente Ariel apropiado. El detergente líquido Ariel Líquido Concentrado Regular se disuelve fácilmente y te da una limpieza superior y elimina las manchas en la primera lavada.